Páginas vistas en total

martes, 13 de mayo de 2014

Esto es algo que llamo "muerte".

Algo pequeño que me pidieron en ask, y decidí publicarlo aquí. Espero que les guste. 


Una fría y nublada mañana, como todos los días, me senté en ese banco, un lugar especial como el que todos tenemos, aquel parque, aquel banco, era el mío. Sentía el frío y la brisa entrar por las mangas de mi abrigo. Dentro de mí no solo se había instalado el frío, también se había instalado en mí algo llamado dolor. Me sentía rara, aún estando en el lugar donde jamás me había sentido rara. Pero faltaba algo, faltaba alguien esa fría mañana. Faltaba esa persona que hacía que el banco, el parque, y el mundo entero me parezca maravilloso, como si valiera la pena. Pero esa mañana no. 
Ya era tarde, y una punzada en mi pecho me lo advirtió todo. 
Hizo falta nada más presionar algunos números para que mi mundo, mi parque, mi banco, y yo misma, nos quebráramos completamente. 
Desde entonces, no tengo nada, ni maravilloso mundo, ni banco, ni parque, ni a él. 
Sólo una palabra marcada a fuego en mi mente: Muerte.

2 comentarios:

  1. ¿Qué bonito?
    Escribes muy bien :D
    Si, es bonito, triste, melancólico... Pero bonito.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, como ya te lo había dicho me ha gustado mucho. Este tipo de textos me encantan.

    -Valentina-

    ResponderEliminar